Re:Re: Colombia Octubre 2010

#198210
 Fabian 
Participante

Hola Mariana:
Te cuento que nosotros estuvimos el año pasado en Colombia. Hicimos un recorrido de 4500 km en auto, partiendo de Bogotá. Hay infinidad de lugares para recorrer, todo depende del tiempo que quieras estar en este país (ese dato no lo pasaste). Por lo pronto te puedo recomendar:

La zona del eje cafetero: es el “jardín de la república”, un paraíso de flores de las más diversas, agreste por donde se lo mire. En esta zona está el Valle de Cocora, donde se encuentran las palmeras de cera, las más altas del mundo (amazing!) Tenés que llegar primero al pueblito de Salento, que es hermoso y de ahí hacer un recorrido que te lleva medio día o el día entero si lo hacés relajada.
También podés ir al Parque del Café, aunque a decir verdad nos pareció demasiado turístico. Si decidís ir, no hagas el tour completo, hacé el más barato y que te permite recorrerlo como quieras. Está bueno porque tiene un recorrido en el cual te explican todo el proceso del café.

Medellín: mucha fiesta y silicona en cantidades siderales. Casi que seguimos de largo, porque además caímos un miércoles y estaba todo muerto, jaja. Así que le dimos lugar a otros lugares con otro tipo de atractivos. Ojo! Si querés noche, quedate un finde ahí. Sin lugar a dudas.

Cartagena: dedicale 2-3 días porque tiene mucho para ver. No te quedes en las playas del centro; andate a Playa Blanca que es hermosa. Cuesta llegar, pero vale la pena.

Entre Cartagena y Santa Marta, a medio camino, está el volcán del Tutumo. Si querés vivir una experiencia única absolutamente, sumergida en lava, no lo dejes de hacer. Es muy divertido, MUY. Pero eso sí: andá acompañada así te sacan fotos, si no, nadie te va a creer lo que hiciste.

Santa Marta: pasamos de largo porque es ultra-turístico (aunque al parecer hay alta fiesta). So, it’s up to u.

Antes del Tayrona, pasate un día en Taganga, paraíso del buceo barato y extranjeros de fiesta (ojo, parece una playita hippona donde podría fumarse un cañon soviético, pero no, hay policiás de civil apostados hasta debajo de la arena). Si podés, hacé buceo. Fue una de las experiencias más intensas del viaje.

Parque Tayrona: La entrada vale un fangote, dormir cuesta un pedazo (la carpita para dos vale 100 pesos argentinos la noche) y comer, ni te digo. PERO, es un lugar maravilloso, muy bien conservado, con unas playas hermosas. También tenés la posibilidad de visitar un pueblo indígena (averiguá primero si están, porque cuando fuimos nosotros no había nadie y nos quedamos manija de poder conversar con ellos).
Consejo: si decidís dormir en una hamaca en la intemperie, fijate el pronóstico. Te puede sorprender un diluvio en medio de la noche (y también una lluvia de cocos, y no estoy exagerando).

Cabo de la Vela: si tenés tiempo, hacete un viaje hasta el extremo norte de Colombia, donde está ubicado el inhóspito aunque mágico pueblito de Cabo de la Vela, entre un desierto infinito y un mar planchado las 24 hs, los 365 días del año. No hay luz, no hay agua potable, pero hay unas langostas riquísimas y un mirador maravilloso del cual te vas a acordar toda tu vida, sobre todo si vas cuando el sol deja caer sus brazos.

Santander: del lado este del país tenés la provincia de Santander. Allí tenés la diva del parapentismo que es la ciudad de Bucaramanga. (en toda Colombia hay infinidad de propuestas de turismo aventura, averiguá bien).
Por otro lado está lleno de pueblito coloniales, como Barichara, autodeclarado “el pueblo más bonito de Colombia”. Cerquita de ahí está el aún-más-pequeño pueblo de Guane, que vale la pena acercarse, por el trayecto mismo hacia él y por lo pintoresco del lugar.

Más al sur, tenés el antiquísimo pueblo de Villa de Leyva. Tratá de ir un fin de semana, alta fiesta. No sé exactamente cuándo, pero hay sueltas de barriletes, una postal viviente que vale la pena fotografíar.

Finalmente, Bogotá: destaco el barrio de la Canderlaria, por lo bonito, pintorezco y porque está cerca de la plaza principal. De los museos, visitaría el del oro, el de Botero (bellísimo) y alguno más como el Museo Nacional. De todas formas soy más partidario del “museo al aire libre” que es la ciudad misma y sus costumbres.
No dejes de subir al cerro Monserrate… Se puede avistar toda la ciudad, en una sola toma. Si el cielo está despejado, mucho mejor.

Bueno, creo que tenés para entretenerte. Cualquier otra consulta, preguntame por acá.

Un beso y mucha buena vibra!

Tin

©2019 Diseño Web y Marketing por ADAPTA

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account